Blog

La Vuelta al Cole

Septiembre es el mes de la vuelta al trabajo y la vuelta al cole tras unas merecidas vacaciones.

Aunque puede que en verano no hayamos relajado un poco con nuestras rutinas ecofriendly, es el momento de recuperar nuestros buenos hábitos e incluso animarnos a incorporar alguno nuevo.

Empecemos por el desayuno…muchos nos llevamos el de media mañana al trabajo y se lo preparamos a los niños para la hora del patio. Pues bien, insistiendo en nuestro objetivo de ser consumidores responsables y poner nuestro grano de arena en el respeto por el medio ambiente, podemos utilizar:

  • botellas y termos reutilizables para llevar la bebida- o el café calentito que tan bien sienta a media mañana,
  • fiambreras para llevar el desayuno,
  • porta-bocadillos para que l@s niñ@s puedan llevar su bocadillo al cole.
  • y todo ello bien recogidito en unas Next Step Bags, ¡por supuesto!

Con estos gestos ya reducimos considerablemente el consumo de plástico y de aluminio y, además, ahorramos dinero en film, papel de aluminio, botellas de plástico…  ¡Y solo hemos hablado del primer momento del día!

El pack básico de desayuno 😊

600 escuelas ya se han apuntado al reto Recreo Residuo Cero promovido por Teachers for Future, y ¡esperamos que superen su objetivo de 28.000 escuelas muy pronto!

En el cole hay muchas más acciones que podemos hacer para generar menos residuos; comprar libros de segunda mano, acudir a la biblioteca a por los libros de lectura recomendados, usar libretas hechas de papel reciclado, reutilizar la mochila – si no la han dejado inservible 😊- u optar por una hecha de materiales reciclados, usar cepillos de dientes de bambú y un larguísimo etcétera.

No olvidemos las tres Rs: Reducir, Reutilizar y reciclar

Este artículo tan útil para preparar una mochila respetuosa con el planeta nos recuerda que cada día se producen 135 millones de bolígrafos de plástico ¡Menuda barbaridad! ¿Las alternativas? Optar por lápices, bolígrafos rellenables o hechos de materiales biodegradables.

Y para los más pequeños… ¿hablamos de los pañales? Se calcula que los dos primeros años y medio de un bebé se usan nada menos que 5.400 pañales desechables. Éstos están hechos de diferentes materiales que junto a los ‘residuos humanos’ que llevan, los hacen imposibles de reciclar y terminan en vertederos o incinerados aportando a la grave contaminación de nuestro mundo. Así que esta vuelta a la rutina puede ser una buena oportunidad de animarnos a probarlos.

Todo cambio supone una resistencia y buscamos excusas para luchar contra él, pero si lo probamos ¡Nos sentiremos mejor con nosotros mismos y con el bien que hacemos!

Entradas relacionadas