Blog

Por unas playas sin residuos. Reduce y reutiliza

¿Quién no ha pasado un día de playa recogiendo residuos? Lamentablemente, esta es nuestra actividad principal cuando vamos a disfrutar de un día de mar.

No es ninguna noticia que los residuos marinos se encuentran por todas partes, afectando al delicado equilibrio de los ecosistemas, a la vida de los animales y… ¿sorpresa? a nuestra salud. 

Se calcula que el 80% de los residuos marinos tienen un origen terrestre, principalmente del turismo y las actividades lúdicas en la costa, y la mayor parte de estos son plásticos. Y de éstos, la mitad provienen de productos de un solo uso.

Plásticos, principalmente tapones, recogidos en una playa

La naturaleza casi indestructible de este material hace que veamos noticias de productos que aparecen intactos en la playa tras años en el mar, como este envase de yogurt de 1976.

Cuando hacemos turismo o estamos de vacaciones, solemos echar más mano de artículos de usar y tirar, de comida preparada, de take away… y generamos más residuos. Está claro que la mayoría no dejamos nuestra basura en la arena, pero el viento, la mala gestión de los residuos y otros factores hacen que muchos de éstos terminen en el mar.

Bolsas de plástico en unas dunas protegidas

Y lo que vemos es tan sólo la punta del iceberg, en la playa sólo hay un 15% de los residuos marinos, el 70% están ya en el fondo del mar y el otro 15% flotando en el agua. Los animales confunden estas bolsas, envases de plástico y globos con su comida -las tortugas los confunden con medusas- conllevando su muerte o que los microplásticos entren en la cadena trófica. Así pues, ya estamos sufriendo las consecuencias de esta cultura que tenemos basada en la comodidad de comprar, consumir, tirar y olvidarnos de los residuos.

A este ritmo, en 2050 habrá más plásticos que peces en el mar

Está claro que de este inmenso problema tienen gran parte de responsabilidad las administraciones y las empresas, pero los ciudadanos también podemos hacer algo; al fin y al cabo, somos los ‘clientes’ tanto de los gobiernos como de las empresas. Debemos apostar por la reducción de residuos tanto en el momento de hacer la compra como durante nuestro tiempo libre y de vacaciones. Y para ello podemos utilizar productos reutilizables en la playa como las cantimploras y los tuppers de toda la vida, llevar los cubiertos de casa, vasos reutilizables, envolver los bocadillos en trapos u otras alternativas al papel de aluminio o al film de plástico y para las bolsas…. ¡Las Next Step por supuesto! 😊